mujer mayor caminando con andador naturaleza

Andadores y muletas para personas mayores

anciana paseando con su andadador
Una mayor autonomía para pasear de forma segura es una de las características que aportan los andadores

En la tercera edad, el uso de andadores o muletas, suele ser común para que las personas puedan mantenerse en movimiento, caminando grandes distancias sin correr el riesgo de caerse, y mantener un nivel adecuado de autonomía.

Los andadores y muletas son igualmente válidos para todas aquellas personas que sufran debilidad en el cuerpo, alguna fractura o lesión en la parte inferior, tengan algún tipo de discapacidad o incapacidad tempora o permanente.

El uso de estos aparatos está recomendado en todos estos casos, ya que, entre otras cosas, permitirá la realización de actividades físicas básicas como caminar o desplazarse dentro y fuera de casa, contribuyendo a reducir posibles problemas físicos derivados de la inactividad, y además aportan un plus de seguridad muy importante en todos estos desplazamientos previniendo caídas, tan frecuentes y peligrosas en estas edades.

Diferencia entre andadores y muletas para personas mayores

Es posible que ahora mismo te estés preguntando qué es mejor, ¿muletas o andador?.

Y no se puede decir que una sea mejor que la otra, ya que cada una está diseñada para personas con diferentes dificultades y/o necesidades. Lo importante, por tanto, es entender esta diferencia para elegir la más conveniente. Vamos allá.

Andadores para personas mayores

Los andadores son ideales para personas que desean incorporar en su rutina diaria paseos o caminatas de forma más segura, pues su diseño ayuda a aportar gran seguridad en cualquier desplazamiento.

Una característica clave es la incorporación por norma general de algún tipo de cesta para albergar la bolsa, bolso o neceser que pueda necesitar llevar consigo la persona y también la posibilidad de usarse como asiento, facilitando un descanso que será realmente útil a aquellas personas más mayores o con mayores dificultades de desplazamiento.

Su principal inconveniente quizá sea la necesidad de tener más fuerza en los brazos para alzar el aparato frente algún obstáculo y para empujar el andador, aunque este queda en un segundo plano teniendo en cuenta su mayor ventaja: la gran seguridad que aportan en cualquier tipo de desplazamiento.

Los andadores para ancianos más vendidos en 2020

Muletas para personas mayores

Las muletas son diseñadas para ser utilizadas por personas con movilidad reducida de forma temporal o permanente, dependiendo de la lesión, discapacidad o estado en el que se encuentren.

Cabe señalar las muletas no son exclusiva para las personas mayores sino para todo aquel que presente dificultad para caminar por lesiones en un pie, una pierna o cadera.

Su principal inconveniente es que quizá requieran de un pequeño periodo de adaptación para aprender a manejarlas, aunque presentan grandes ventajas también, como la capacidad de soportar el peso del cuerpo y su gran ligereza y versatilidad.

Las muletas para mayores más vendidas en 2020

Importancia de la movilidad en las personas mayores

La actividad física constante en las personas mayores ayuda a retrasar el deterioro físico y también cognitivo del cuerpo. Por ello es importante que según la condición en la que se encuentre la persona, pueda hacer uso de andadores o muletas que le permitan conservar la independencia y llevar una vejez activa. Existen también otras soluciones como los Scooters para aquellas personas que por cualquier circunstancia prefieran un vehículo de transporte más cómodo.

Entre los aspectos positivos de realizar actividad física por utilizando cualquiera de estos aparatos ortopédicos, se destacan las siguientes:

  • Físicamente con su uso se evita el sedentarismo, por lo que se mejora la circulación de la sangre en el cuerpo, se fortalece la masa muscular, y se contribuye al mantenimiento de las articulaciones
  • Socialmente, les permite a los adultos mayores mantener cierta independencia y autonomía, de modo que pueden salir a interactuar con otras personas libremente, que se encuentren en su entorno cercano.
  • En la psicomotricidad de la persona se observa que la actividad física le permite mantener más tiempo la coordinación de su cuerpo, haciéndole menos propenso a caídas o accidentes al mejorar su equilibrio. El uso de muletas o andadores puede ayudar a reducir la pérdida de coordinación, fuerza y masa muscular en etapas de inmovilización por ejemplo.
  • Mental y emocionalmente puede dotar a las personas mayores de un optimismo para enfrentar esa etapa de la vida.

Los mejores andadores para ancianos que puedes comprar en 2020

Las mejores muletas y bastones para mayores que puedes comprar en 2020

¿Por qué comprar un andador o muletas para personas mayores?

En muchas ocasiones las personas mayores no pueden caminar solas por su cuenta, ya que empiezan a presentar debilidad o problemas de salud, y estar todo el tiempo con ellos puede resultar complicado.

Dejarlos solos también puede suponer un riesgo mayor de que puedan caerse y lastimarse, o incluso puede propiciar que, por miedo a tener una caída, evitan moverse, aumentando el sedentarismo y las posibilidades de pérdida de equilibrio, masa muscular, coordinación a medio y largo plazo, haciéndolos cada vez menos independientes.

Por tanto, el uso de andadores o muletas para personas mayores estaría indicado no sólo como prevención ante caídas, sino también como una herramienta que puede resultar muy eficaz al incorporarla en una rutina de paseos o caminatas, reduciendo las limitaciones y peligros que nos vayamos encontrando, facilitando la autonomía de la persona en esta etapa de la vida.

Es fundamental que sepas que una rutina diaria donde se integren caminatas y deporte suave-moderado con acompañamiento de un cuidador puede contribuir a mejorar muchísimo la calidad de vida de una persona mayor en muchos aspectos.

También te podría interesar…